LA MUSICA, MI PERRO Y YO

LA MUSICA, MI PERRO Y YO

Bien es sabido que la música forma parte de nuestra vida en todo momento, y seguramente en época de cuarentena esto se ha incrementado.

Tal vez hemos escuchado nuevamente la obra completa musical de aquel u otro músico, grupo o solista. Y seguramente también hemos incursionado en nuevas vertientes, cantantes grupos, estilos que hasta ahora nos eran desconocidos.

Sea de una forma u otra nuestro universo musical o como me gusta decir música oyente ha dado un vuelco en estos tiempos de coronavirus. Ya sea para relajarnos, elevar el ánimo, bailar o disfrutar de su poesía estas obras de arte nos cambia el estado de ánimo.

Pero si nuestra convivencia permanente la realizamos con una mascota la cosa cambia,
y hay varios aspectos que deberemos tener en cuenta a la hora de disfrutar
musicalmente hablando.

Tanto perros como gatos son susceptibles a los sonidos o ruidos por su gran capacidad
audible. Y también conocemos como buenos compañeros de sus vidas a que reacción
nos enfrentamos cuando hay tormenta o con fuegos artificiales. Es por eso que
debemos estar atentos a sus reacciones.

Puede ser que tu mascota guste de la música, y si es un gato tal vez se enrolle
ronroneando en tu falda o que tu perro se acomode en tu sillón y se relaje al compás
de la música que suena en el reproductor.

Existe un estudio que ha revelado que a la mayoría de las mascotas les gusta la música
y que funciona como relajante en ellos. Pero también depende de la música que
escuchemos y a que volumen. También se recomienda en este estudio que dejemos la
televisión o la radio, exclusivamente con música, para cuando debemos ausentarnos
por varias horas.

Recomendación, has pruebas con anterioridad para saber qué tipo de música es más
relajante para ellos. Generalmente, los sonidos muy fuertes y estridentes, como
el heavy metal o la música electrónica, generarán consecuencias negativas en tu perro
o gato.

Al contrario de lo que sucede, por ejemplo, con la música clásica o la
instrumental. Si nos ponemos a analizar, podría decirse que tienen el mismo efecto
que en las personas, los veterinarios lo recomiendan. Presta atención que no tenga
demasiados cambios de tonos y volúmenes, y por nada del mundo la pongas
demasiado alta.
Si bien el dicho dice “la música calma las fieras”…yo te diría…¿Cuál?

Gachi Alvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *